¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en México? ¡En el taco, por supuesto! Así como el té es esencial para los ingleses, la identidad cultural mexicana puede definirse a través del consumo de esta delicia. Tanto así que incluso el 31 de marzo se celebra el Día de el Taco en México.

La imagen más común del taco es la de una tortilla con guiso y salsa. Pero la gran diversidad cultural de México ha permitido que existan al menos 16 tipos de taco que varían de acuerdo a la región. En algunos casos, la tortilla se cocina de distintas formas (frita, dorada, a vapor, etc.), en otros casos lo que varía es el contenido (carne de cerdo, guisados, pollo, res, etc.). Por ejemplo, los tacos de pescado y mariscos son más populares en los estados costeros como Baja California, Veracruz o Sonora; los tacos al pastor y sudadero son comunes en la zona centro como Ciudad de México, Puebla e Hidalgo. Otra opción son los tacos de canasta que consisten en tortillas pequeñas rellenas de frijol, papa, chicharrón, carne, mole y otros guisos que se cocinan al vapor.

Si investigas un poco, te darás cuenta que el origen del taco es incierto; aunque su origen suele situarse en el México prehispánico. En sus inicios, las tortillas se preparaban sobre piedras calientes –luego se empezó a preparar en el comal- y se dice que Moctezuma usaba la tortilla como una cuchara para comer otros platos. Para el momento en que las carabelas llegaron a América, los soldados de Hernán Cortés comían carne de cerdo con tortillas. De hecho, Coyoacán fue el hogar de la primera taquiza en la historia patrocinado por Cortés. Desde ese entonces, el taco se convirtió en un platillo típico que se consumía en todas zonas de la Conquista.

 

Tacos variados mexicanos

Tacos Mexicanos

Un alimento versátil

Como dato curioso, Fray Bernardino de Sahagún, describió varios tipos de tortillas: maíz de colores; la tortilla grande delgada y blanca; la muy grande, gruesa, áspera y hecha con nixtamal, y la totonqui tlaxcalli, de color blanca. Aunque las tortillas pueden hacerse con harina de trigo, harina de trigo integral, harina de maíz violeta –entre otras-. Su forma más común es la de harina de maíz. De la tortilla del taco se preparan otros platillos que seguramente ya conoces: totopos, tostadas, enchiladas, enfrijoladas, entomatadas, sopa de tortilla, quesadillas, chalupas, flautas, burritos, tacos dorados, sincronizadas, tostadas, chilaquiles. ¡Quién podría imaginar que un alimento sería tan versátil!

Y también, claro, existe una técnica nacional para comer adecuadamente el taco. ¿El secreto? Hay que tomar el taco un poco antes de la mitad con los dedos medio, índice y pulgar, elevarlo hasta la boca con un solo movimiento y morder, sin contemplaciones. El taco es de los mejores productos de la gastronomía mexicana, no por menos recibió en el 2014 el título Patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por parte de la UNESCO. Así que ya sean tacos al pastor, carnitas, de longaniza, cochinita, barbacoa, birria, carne asada, pollo, chile, nopal con queso, chapulines, aguacate, entre otros más; el taco posee una increíble variedad que es para gustos de todos los amantes del maíz.

Tacos de carne, tortilla frita y verduras

Tacos con tortilla frita

Sin duda esta debe ser una parada obligatoria en tu viaje a México. Si ya has visitado México, coméntanos cuál es tu taco preferido. Recuerda que para tours y actividades puedes visitar: www.triptable.com