Santa Marta es uno de los destinos más populares en Colombia gracias a sus hermosas playas y atmósfera tropical. Hay diversos tipos de playas para complacer a cada tipo de visitante. Desde aquellos que buscan actividades acuáticas, hasta quienes prefieren una tranquila playa de arena blanca, Santa Marta tiene algo para todos. Así que, para aquellos que tienen Colombia en su lista de pendientes, Santa Marta es el destino perfecto para cerrar el año con unas merecidas vacaciones. Es por ello que les presentamos 4 playas ideales para relajarse y disfrutar con la familia.

Playa Cristal

Esta impresionante playa de arenas blancas está dentro del Parque Tayrona y se llega a ella en bote, partiendo de Taganga. Allí puedes disfrutar de actividades como snorkeling y buceo o puedes acampar en el área. También, son las aguas más calmas y seguras en el área, perfectas para familias con niños y bañistas en general.

Snorkel en Santa Marta

Playa Cristal Santa Marta

Playa Grande

Es la playa principal en el área de Taganga. Aunque es muy popular, es tranquila y apartada, garantizando una escapada apacible con una gran variedad de restaurantes donde disfrutar de un delicioso almuerzo local y disfrutar de la playa. También, puedes aprovechar y acercarte al mirador de Taganga que ofrece extraordinarias vistas panorámicas, especialmente, a la hora del atardecer.

Playa Grande Santa Marta

Playa Blanca

En el Parque Tayrona podrás disfrutar de esta hermosa playa conformada por arena blanca. Playa blanca es un escenario natural y paradisiaco para gozar en familia. Queda a tan solo 10 minutos en lancha de El Rodadero y cerca también de Taganga. Cerca de esta playa podrás ir a un museo con exhibiciones de especies marinas de la región, de lobos marinos y delfines.

Playa Blanca Santa Marta

Playa Buritaca

En Santa Marta también puedes disfrutar de un hermoso y fresco paisaje haciendo una caminata por la Quebrada de Valencia donde los lugareños ofrecen productos como café orgánico y alcohol medicinal con hierbas. Cerca del pueblo se asienta el Río Buritaca que desemboca en el Mar Caribe, por lo que se puede aprovechar tanto el agua dulce como salada y apreciar increíbles paisajes.

Playa Buritaca